El asma, una enfermedad que dificulta la respiración, puede convertirse en una enfermedad pulmonar crónica que inflama y estrecha las vías respiratorias. Puede afectar a personas de todas las edades.

Aunque ocurre principalmente durante la infancia. Afortunadamente, hay remedios caseros para la tos, y para la tos asmática en particular, que podrían ayudar a reducir o incluso curar esta condición.

Las personas con asma tienden a tener episodios de respiración obstruida. Esto significa que durante un ataque de asma, las paredes de las vías respiratorias en los pulmones se hinchan y las vías respiratorias se contraen.

Esto resulta en menos aire en el cuerpo y más moco que bloquea las vías respiratorias. Las causas de estos episodios pueden ser reducidas por factores como el humo de tabaco, los ácaros del polvo, la contaminación del aire exterior, el humo de las fábricas, las cucarachas, el moho, el ejercicio físico, etc.

Bronquiolitis, bronquitis y asma, ¿cómo se pueden diferenciar?

Aunque esta enfermedad no puede ser eliminada completamente, puede mantenerse bajo control mediante la prevención de los episodios asmáticos. A continuación se presentan algunos remedios caseros para prevenir y reducir la tos o la bronquitis:

La bronquitis es la infección de los bronquios más grandes, los que comienzan en la tráquea y se ramifican en los bronquiolos. No obstante, los pediatras usan este término cuando la auscultación muestra una obstrucción bronquial. Semejante obstrucciones puede ser causada por un virus, pero también por una inflamación no infecciosa, por ejemplo, alérgica.

Esto último es lo que ocurre repetidamente en el asma: se traduce en una sensibilidad especial de los bronquios, que reaccionan de forma exagerada a diversos agentes (ácaros y pólenes, pero también virus, aire frío y humedad), cerrándose e inflamándose y causando la consiguiente dificultad para respirar.

LEER  4 Beneficios De Consumir Ajo y Cebolla Crudos O Precocido

La bronquiolitis

la bronquitis y el asma comparten la obstrucción del árbol bronquial, el silbido y la dificultad para respirar. Pero, además, la bronquiolitis puede facilitar o causar la aparición del asma bronquial. De hecho, algunos especialistas creen que son en realidad su primera manifestación. Por otro lado, muchos pediatras usan el término bronquitis porque la palabra asma no alarma, por lo que los límites entre estas tres condiciones se vuelven aún más borrosos.

La bronquiolitis suele comenzar con un cuadro catarral de las vías respiratorias superiores y síntomas similares a los de un resfriado común. La diferencia es que después de dos o tres días se añaden signos de dificultad respiratoria, de intensidad variable, consecuencia de la inflamación y obstrucción que el virus ha causado en los bronquiolos. Así, sus síntomas externos más claros son:

  • El incremento de una frecuencia respiratoria, más de 50 respiraciones por minuto.
  • Aleteo nasal, con dilatación de las fosas nasales con cada respiración.
  • Remolcamiento intercostal o hundimiento de los espacios que separan las costillas, como expresión del esfuerzo que debe hacerse para que el aire llegue a los pulmones.
  • Gemido espiratorio, como un gruñido, debido a la dificultad que tiene para sacar el aire.
  • Sonidos de sibilancias o silbidos, también punzantes.

Ingredientes.

Ajo
Aceite de oliva
Cebolla
Miel de abeja

Ajo.

Anteriormente, el ajo se utilizaba como medicina natural gracias a sus propiedades antiinflamatorias. De hecho, el extracto de ajo reduce significativamente la inflamación de las vías respiratorias.

Aceite De Oliva Con Limón

Aceite oliva con limón esta es la otra forma tradicional de tomar aceite extra virgen como remedio natural es mezclar una cucharada de aceite de oliva con unas gotas de jugo de limón, el cual también es aconsejable consumir en ayunas por la mañana, ya que multiplica sus propiedades, ya que sus nutrientes se absorben directamente (como en todos los alimentos).

LEER  Los 7 Remedios caseros Mas Efectivo para combatir el coronavirus

Cebolla.

Por su contenido tiene un flavonoide llamado quercetina, la cebolla ayuda a relajar los bronquios y a reducir la constricción de las vías respiratorias. Entre sus compuestos, también hay tiosulfinatos, que son conocidos por sus propiedades antiasmáticas.

La Miel.

Es un expectorante y antiinflamatorio natural que ayuda a eliminar la flema. Es útil para eliminar la mucosidad que se acumula en las vías respiratorias y bloquea el flujo de aire que podría desencadenar o agravar un ataque de asma.

Cómo prepararse

Tomo el aceite de oliva y el ajo en una cacerola caliente y dejo que el ajo se dore bien en la cacerola hasta que el aceite cambie de color y entonces lo colocas en un recipiente con tapa y añado la miel pura y las rodajas de cebolla en 3 partes y lo dejo reposar durante 15 minutos… luego tomo la dosis durante unos días secos dos besos al día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Mr. Salud.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Mr. Salud.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.