1. Huevo y máscara de naranja:

La clara de huevo contiene una sustancia llamada luteína, que retiene la humedad natural de la piel mientras le da elasticidad. Además, proporciona vitaminas A, B y D, cuya acción disminuye los efectos de los radicales libres, disminuye el tamaño de los poros y reduce la presencia de espinillas, acné y otras manchas.

Sin embargo, por otro lado, también tiene la piel de la naranja cargada de una gran cantidad de vitaminas C y E, dos poderosos antioxidantes que erradican los radicales libres y el daño oxidativo. El ácido cítrico también participa en la producción de colágeno y regula el pH natural controlando la producción de sebo.

Ingredientes:

Preparación:

Secar una cáscara de naranja al sol y molerla en polvo con un molinillo.
Cuando esté listo, bata la clara de un huevo y mézclela con el polvo de la cáscara. Asegúrate de que esté bien integrada.
Limpia tu cara para eliminar la suciedad de la superficie y cualquier rastro de maquillaje. Una vez limpio, esparza el producto en todas las áreas, pero haga este procedimiento por la noche, ya que su piel será ligeramente sensible al sol.
Deje la máscara puesta durante 15 minutos.
Luego, humedezca la piel con agua tibia y haga movimientos circulares con la punta de los dedos.
Luego, sumerja un paño en agua helada y aplíquelo en su cara. Presione ligeramente y manténgalo contra la piel durante un minuto. Repita este paso tres veces y enjuague.

2. Máscara de Kiwi y Yogur:

El kiwi no sólo es rico en vitamina C, sino también en vitamina E y en nutrientes capaces de rejuvenecer la piel, proporcionar suavidad y elasticidad, combatir la flacidez, estimular la regeneración celular, eliminar manchas, aumentar la producción de colágeno y eliminar granos y espinillas.

LEER  COMO ELIMINAR LOS CALLOS Y HONGOS DE LOS PIES

El yogur, por su parte, contribuye a arrastrar las células muertas, mantener la piel limpia y reducir las manchas debido a su riqueza en ácido láctico.

Ingredientes:

Un kiwi maduro y una cucharada de yogur natural sin azúcar.

Preparación:

Quitar la piel del kiwi y triturar la fruta con una cuchara para transformarla en un puré.
Una vez hecho esto, se mezcla con el yogur hasta obtener una pasta homogénea.
Aplicar la mascarilla casera resultante sobre la cara limpia y seca con un suave masaje y dejar que haga efecto durante 20 minutos.
Finalmente, retire la mascarilla de kiwi enjuagándola con agua tibia, seque su cara y extienda su hidratante de uso frecuente.

3.  Máscara de aceite de oliva y plátano:

El aceite de oliva, rico en vitamina E, es un antioxidante que mantiene la piel fresca y joven; mientras que el plátano contiene potasio, una sustancia que retrasa el envejecimiento de la piel, aportando juventud y luminosidad a la tez.

Ingredientes:

Un pequeño plátano maduro y una cucharadita de aceite de oliva.

Preparación:

Quitar la cáscara del plátano y machacarlo con la ayuda de un tenedor. Cuando esté maduro, será fácil de triturar.
Una vez aplastado el plátano, mézclelo con el aceite de oliva hasta que forme una pasta homogénea.
Extienda la mascarilla casera resultante sobre su cara y cuello limpios y déjela actuar durante unos 20 minutos.
Después de este tiempo, retire el producto con abundante agua tibia y séquese la cara con una toalla sin frotar.

4.  Máscara de zanahoria:

Debido a que tiene altas dosis de vitamina A, una sustancia que promueve la producción de colágeno, la zanahoria da excelentes resultados en la revitalización de la piel del rostro y en la anticipación de la aparición de posibles arrugas. Además de proporcionar un contenido equilibrado de grasa.

LEER  6 formas naturales de blanquear los dientes amarillos en casa

Ingredientes:

Una zanahoria.

Preparación:

Rallar una zanahoria y limpiarla muy bien para eliminar todos los gérmenes e impurezas que se hayan podido depositar en ella.
Una vez que se haya quitado toda la piel, se pone en una olla con agua caliente y se hierve durante unos minutos. Cuando se haya ablandado, retírela del fuego.
Hay que tener muy en cuenta las características especiales que tiene la zanahoria, por lo que el próximo proceso consistirá en aplastarla utilizando el tenedor para transformarla por completo en una pasta.
Una vez que la mascarilla esté lista, limpie su cara para que el producto penetre profundamente en la piel, y luego extienda la zanahoria por toda la piel, evitando cubrir el contorno de los ojos y los labios.
Deje que la máscara descanse sobre su piel durante unos 30 minutos y luego retírela con abundante agua tibia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Mr. Salud.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Mr. Salud.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.