La mayoría de las mujeres de mi familia sufren de mala circulación y, como resultado, casi todas hemos tenido varices en las piernas. Me recuerdo de mi primera aparición de varices cuando estaba en la secundaria, era una diminuta venita morada, pero a medida que fueron transcurriendo sus años, no solamente fue creciendo, también se llenaron mis piernas de varices de todos los calibres imaginables.

Esto me dio tal complejo que elegí tirar las faldas, vestidos y cualquier otra prenda que pudiera exponer mis piernas a las varices. Intenté con diferentes productos que prometían deshacerse por completo del problema las varices, pero no funcionó.

Las venas váricas representan, para los especialistas en la clínica Mayo, várices deformadas y abultadas. La principal razón de ellas es que pasan bastantes tiempo de pie y paseando en postura vertical, ya que esto incrementa la tensión en las varices inferiores del cuerpo.

Y si bien a veces estas «arañas vasculares» púrpuras de las piernas son sólo un problema cosmético, en algunos casos pueden causar dolor, molestias y otras complicaciones.

Factores de riesgo para las venas varicosas
Los principales factores de riesgo, según los especialistas de la Clínica Mayo, son

Embarazo
Antecedentes familiares de varices
Sobrepeso u obesidad
Estar de pie o sentado durante largos períodos
la vejez
Ser una mujer

Una de mis tías me dio el consejo de usar medias de compresión y aunque ayudaron a reducir el dolor y a prevenir la aparición de nuevas varices, no ayudaron del todo a eliminar las que ya tenía.

Cansado de que nada me funcionara para reducir las varices de mis piernas, el láser pasó por mi cabeza, sin embargo no era un procedimiento tan accesible.

LEER  TE NATURAL PARA ELIMINAR LA GRASA ABDOMINAL

Resignada a tener las varices, tuve la suerte de que una de las mejores amigas de mi mamá había logrado deshacerse de las varices de sus piernas con nada más y nada menos que una pomada casera. Lo probé y después de un mes noté el gran cambio en mis piernas.

Por eso hoy quiero compartir con ustedes cómo preparar esta pomada de ajo y limón para reducir las varices en un mes. ¡Le encantará su efecto!

Es necesario:
Jugo de 1 limón
10 dientes de ajo
200 ml de aceite de oliva
100 ml de gel de aloe vera
20 gotas de aceite esencial de romero

Preparación:
Pelar el ajo, aplastarlo y verterlo en un tarro de cristal. Añadir el zumo de limón, el aceite de oliva, tapar y dejar reposar durante 21 días en un lugar de la casa donde no brille el sol. Posteriormente, filtrar el fluido y se mezcla bien con el Gel de aloe vera y el ACEITE ESTENCIAL DE Romero hasta conseguir un compuesto orgánico.

Usar:
Aplicar esta pomada de ajo y limón para reducir las varices antes de acostarse, envolver con vendas y dejarla puesta toda la noche. Al día siguiente, quite las vendas y enjuague con agua tibia.

Hágalo diariamente y en un mes las varices serán prácticamente imperceptibles, ¡a qué espera para preparar este ungüento de ajo y limón para reducir las varices en un mes! Ya tienes el paso a paso, ¡así que a trabajar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Mr. Salud.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Mr. Salud.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.