Todos los seres humanos están expuestos a millones de virus y bacterias que pueden fortalecer las defensas del cuerpo. Del mismo modo, pueden causar varios tipos de enfermedades, como las infecciones virales. Aunque no podemos verlos a simple vista, parecen proliferar fácilmente cuando entran en contacto con nuestros cuerpos y diversas superficies.

Aunque la mayoría se superan normalmente después de varios días de descanso y tratamiento, algunas pueden llevar a situaciones que ponen en peligro la vida. Por ello, es esencial prestarles la suficiente atención y buscar todo tipo de alternativas para tratarlas a tiempo. A continuación queremos compartir 8 remedios caseros que controlan sus síntomas y aceleran su recuperación. Pruébelos!

1. Ajo contra las infecciones virales

Considerado uno de los antibióticos y antivirales más poderosos de la naturaleza, el ajo tiene la capacidad de combatir varios tipos de infecciones.
Sus compuestos de azufre inhiben el crecimiento de los virus que causan la gripe y los resfriados y tienen un efecto positivo en el control de la gastroenteritis. Tiene un alto valor nutritivo.

Cómo se usarlo

La forma más eficaz de aprovechar sus propiedades es consumiendo dos o tres dientes triturados y crudos.

Aunque añadirlo a las sopas es válido, el proceso de cocción destruye una parte importante de sus enzimas y nutrientes.

2. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana apoya la función del sistema inmunológico y mejora su respuesta al ataque de virus, bacterias y hongos.

Cómo se usarlo

Añada una cucharada de vinagre de manzana a un vaso de agua tibia y consúmalo con el estómago vacío.

En caso de infecciones vaginales, dilúyalo en abundante agua y lávese el exterior de su cuerpo.

LEER  Síntomas y Signos Que Indican Que Tienes Cándida

3. Cebollas

Las propiedades antibióticas, expectorantes y emolientes de la cebolla la convierten en un excelente remedio contra la bronquitis, la gripe y los resfriados. Estas compuestos del azufre crean una barrera protectora contra los virus y favorecen el desinflado de las vías respiratorias.

Cómo se utilizan

Córtela en rodajas y añádala cruda a sus ensaladas, bocadillos o batidos.

Opcionalmente, puede ponerlo en un frasco de vidrio, cubrirlo con miel y preparar un jarabe casero.

En este último caso, debes dejarlo macerar durante dos o tres semanas.

La dosis no debe exceder las cuatro cucharadas por día.

4. Limón

El limón es el cítrico por excelencia para controlar los síntomas del resfriado, la gripe y otras afecciones respiratorias. Su alto contenido de vitamina C proporciona fuerza al sistema inmunológico y estimula la producción de anticuerpos para proteger el cuerpo de infecciones virales. Como también es un diurético natural, es por lo tanto útil en la lucha contra las infecciones urinarias. Esto se debe sin duda al aumento de la producción de orina.

Cómo se usarlo

Diluya el jugo de un limón fresco en un vaso de agua fría y consúmalo con el estómago vacío.

No olvide utilizar la cáscara, que es la parte que concentra más vitamina C: añádala a sus infusiones, batidos y ensaladas.

5. Pimienta de cayena

La pimienta de cayena tiene propiedades descongestionantes y antiinflamatorias que ayudan a eliminar el exceso de moco. Su compuesto activo, la capsaicina, probablemente actúa como un antibiótico natural contra varios tipos de infecciones virales.

Cómo se usarlo

Añada la pimienta de cayena a sus recetas o prepárela como té.

LEER  Quita El Mal Olor De Los Pies Para Siempre

6. Té de jengibre y menta

Tanto el té de jengibre como el de menta proporcionan alivio a las infecciones virales del tracto digestivo. Sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas alivian el dolor, mientras que sus compuestos antibióticos combaten la infección de raíz. Ambos promueven la desintoxicación y son útiles para mejorar la respuesta del cuerpo a los ataques bacterianos.

Cómo se usarlo

Hierva la planta elegida en agua y beba su té dos o tres veces al día.

Opcionalmente puedes añadir limón para mejorar sus propiedades.

Tenga en cuenta que los efectos de estos remedios son leves y no siempre ayudan a eliminar toda la infección. Cabe destacar que son útiles para calmar los síntomas y evitar que empeoren. Sin embargo, no son un sustituto del diagnóstico y tratamiento médico adecuado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Mr. Salud.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Mr. Salud.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.