El ajo y la cebolla huelen fuerte y te hacen llorar. Pero sus muchas virtudes nos ayudan a perdonar estas molestias. Veamos en detalle los beneficios para la salud de consumir ajo y cebolla crudos.

1. beneficios del consumo de ajo y cebolla crudos:

El ajo y la cebolla, dos medicinas naturales
En cuanto a las sustancias que se utilizan habitualmente son: antibióticos, conservantes de la sangre, anti colesterol, disolventes, digestivos… El ajo y la cebolla son una combinación de salud.

2. beneficios del consumo de ajo y cebolla crudos:

En la cebolla encontramos selenio, un antioxidante muy eficaz. También contiene fructosa y potasio, elementos conocidos esencialmente por sus efectos diuréticos, así como algunos compuestos de azufre con virtudes anticancerígenas.

La cebolla también tiene una acción hipoglucémica y combate la proliferación de bacterias. Por otra parte, la cebolla pertenece a la categoría de las plantas aliáceas y ayuda a la prevención de las crisis cardíacas, especialmente si se consume en crudo y sobre todo en fresco.

3. beneficios del consumo de ajo y cebolla crudos:

En cuanto al ajo, encontramos exactamente las mismas virtudes: estimulación del sistema inmunológico, prevención de los riesgos de enfermedades cardíacas, así como muchos tipos de cáncer. El ajo también es un buen aliado en la lucha contra el colesterol malo, ejerciendo efectos antioxidantes y antibióticos en todo el cuerpo.

Además de todos estos beneficios, las propiedades drenantes del ajo ayudan a regular la presión arterial. A largo plazo, el ajo, al igual que la cebolla, ayuda a combatir la hipertensión. Ambos son muy recomendables para el consumo diario.

Consejos para el consumo de ajo y cebolla
Todo el mundo sabe que cuando empiezas a pelar cebollas, te pican los ojos y las lágrimas no pueden dejar de salir. Esto se explica por el hecho de que las células de este producto se rompen. Una enzima reacciona entonces como los compuestos de azufre y libera un compuesto volátil.

LEER  Como Bajar El Ácido Úrico y Tratar La Gota

cuando el compuesto de la cebolla hace contacto directo o indirecto en los ojos, formando un ácido sulfídrico, que es especialmente molesto. Se activan los ganglios lagrimales con el fin para limpiar el ojo. Este es el propósito por el que hay que llorar al pelar la cebolla. Una forma de evitar esto es mordiendo una cerilla entre sus dientes, manteniendo la frente hacia el exterior. El azufre neutralizará la sustancia liberada por la cebolla.

4. beneficios de comer ajo y cebolla cruda:

Para aprovechar al máximo los beneficios de la cebolla y el ajo, es preferible comerlos crudos. Sin embargo, mucha gente los digiere mal debido a sus fibras. Para evitar esto, hay varias técnicas.

A la hora de comer cabezas o cebollas, es recomendable dejarlas ligeramente cocidas de forma que queden un poco más sensibles a las partículas contenidas en las mismas, aunque sin perder ninguna de sus propiedades nutricionales. En cambio, en el caso de consumir ajo, puede pasarse un rallador, que rompe y destruye la mayor parte del tejido. Se puede también dividir o cortar por la mitad el ajo, y extraer el embrión intermedio.

Como puede ver, además de estos consejos para facilitar la digestión del ajo y la cebolla, no hay duda de que son dos alimentos ideales para la salud de todo el cuerpo. Muchos nutricionistas recomiendan su consumo diario, y si es posible, crudo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Mr. Salud.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Mr. Salud.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.