las espinacas es una planta perteneciente a una familia del amaranto, que se cultiva como un vegetal por sus hojas comestibles, de color verde intenso.

Por lo general, hay dos tipos diferentes y se cultivan principalmente espinacas: de verano, de semillas suaves y poco resistentes a las frías; y las de invierno, que son totalmente antifrío, poseen semillas brillantes y por lo general sus hojas son más lóbulos. Esto nos permite tener espinacas durante todo el año.

Pero, ¿cuáles son sus contribuciones cuando se consumen? Rossana Janina, dermatóloga de la Fundación Mexicana de Dermatología, y Laura Romero, nutricionista del Centro de Nutrición, nos dicen.

PROPIEDADES NUTRICIONALES:

1. Es rico en fibra, vitamina A, B1, B2, C, K, calcio, fósforo, hierro, ácido fólico, magnesio, zinc y betacaroteno, este último con una poderosa actividad antioxidante.

BENEFICIOS PARA LA SALUD:

2. Las espinacas son excelentes en las dietas de pérdida de peso porque producen saciedad y sólo proporcionan 16 calorías por cada 100 gramos.

3.  La espinaca es uno de los alimentos anticancerígenos más destacados, propiedad que se atribuye a la importante cantidad de betacaroteno que posee, ya que frena la acción de los radicales libres sobre las células.

4. Su consumo durante el embarazo es muy recomendable, ya que el zinc interviene en la formación de los huesos, y el ácido fólico previene defectos en la columna vertebral, malformaciones en el feto, como la espina bífida y el labio leporino.

5. Apoya el funcionamiento del sistema inmunológico, así como el control de la diabetes porque contiene un antioxidante conocido como ácido alfa-lipoico, que aumenta la sensibilidad a la insulina.

LEER  remedios caseros Para bajar el azúcar de forma natural

6. Es muy recomendable en el caso de anemia por su aporte de hierro para mejorar la absorcion de la vitamina C, que tambien se encuentra en este vegetal.

7.  Contienen luteína y zeaxantina, sustancias que mejoran la visión y previenen la ceguera causada por la degeneración macular.

8. La ingesta y el consumo por parte de la comunidad de las espinacas tanto crudas como cocinadas contribuyen a disminuir el estrenimiento, ya que regulan el flujo intestinal.

BENEFICIOS PARA SU BELLEZA:

9. Las espinacas contienen mucha vitamina A, necesaria para la producción de sebo que mantiene el cabello hidratado y también para el crecimiento de todos los tejidos del cuerpo, incluido el cabello.

10.  La espinaca es también un excelente rejuvenecedor de la piel debido a la combinación de vitaminas A, C, E y al poder antioxidante. Sin embargo, también pueden utilizarse para reducir la influencia en la piel por parte de los antioxidantes. En dermatología, las espinacas se utilizan como nutracéuticos (cualquier alimento o ingrediente alimentario que tenga un efecto beneficioso para la salud humana) para reducir el efecto de los radicales libres en la piel.

LA MEJOR MANERA DE COMER ESPINACAS:

Es aconsejable incluirlo en nuestra dieta en forma cruda. Las hojas frescas pueden ser utilizadas en ensaladas, siendo la opción más adecuada para aprovechar toda su riqueza vitamínica. También es conveniente incorporarla al menú semanal, como ingrediente de innumerables platos, ya sea al vapor, hervidos, fritos o salteados.

¡Cuidado! Evita comer demasiadas espinacas. Debido a que tiene un gran contenido en ácido óxálico, en combinación de otros minerales, genera compuestos oxálicos capaces de provocar problemas renales y articulares.

LEER  Desintoxica Tu Hígado Con Esta Bebida A Base De Perejil y El Te De Menta

ENSALADA DE ESPINACAS FRESCAS Y FRESAS
INGREDIENTES:

200 gr de espinacas
8 brozas
100 g de lentejas
100 ml de vinagre balsámico
100 ml de vinagre de vino tinto
60 g de azúcar blanco
Sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN:

1. Para el aderezo de la ensalada fresca, en una sartén añadir el vinagre balsámico, el vinagre de vino tinto, 3 fresas cortadas en pequeños cubos y el azúcar. Mezclar y disolver el azúcar, cocinar a fuego medio hasta que se reduzca a la mitad y la consistencia sea espesa.
2. Lavar las espinacas hoja por hoja y cortarlas en grandes trozos a mano.
3.  Cocinar las lentejas en agua salada hirviendo durante unos 20 minutos, colar y esperar hasta que estén frías. En un plato, servir las espinacas, cubrirlas con las lentejas y las fresas cortadas en rodajas, añadir una pizca de sal y pimienta.
4. Cuando el aderezo esté frío, añada a la ensalada y cómala inmediatamente, la ensalada de espinacas y fresas es un acompañamiento perfecto para cualquier tipo de carne roja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Mr. Salud.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Mr. Salud.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.